Portada

A finales de marzo tuvimos la visita a la Provincia de Margaret Phelan. Estuvo trabajando en los archivos junto con Ana María Torre y Ana Ramírez Ugarte en un momento muy propicio, dada la remodelación.   Fueron unos días de trabajo intenso y de mucho aprendizaje. Ahora distinguimos mejor entre biblioteca histórica y archivos, que son los documentos que van preservando la historia de la Sociedad.

Hoy se nos regala la posibilidad de volver a empezar, de vivirnos como verdaderos hijos de Dios.

-      En el desierto, Dios ayudó al pueblo a sobrevivir por medio del maná. Pero nuestra vocación no es a sólo “sobrevivir” sino a vivir de verdad. A sentirnos en casa, en una tierra que podamos llamar nuestra. Fue una buena noticia cuando el pueblo por fin pudo comer de los frutos de la tierra, sembrados por ellos mismos.

¿Como sabemos que estamos en la presencia de Dios? A veces Dios nos regala señales muy palpables de su presencia.