Portada

Es importante entender el pensamiento de Magdalena Sofía en torno a la “glorificación del Corazón de Jesús” y de qué manera podemos actualizarlo para nuestros días. La devoción al Sagrado Corazón de Jesús se difundió rápidamente a partir del siglo XVII, tras las revelaciones a Margarita María Alacoque en Paray-le-Monial, y ha estado acompañada generalmente de una serie de prácticas, como la de la comunión de los primeros viernes. Casi dos siglos después, Magdalena Sofía Barat dio al culto al Sagrado Corazón una dimensión nueva.

Queridas hermanas, amigas y amigos de la familia del Sagrado Corazón:

Confío en que me perdonen aquellas que me sucedan, y que todos los miembros de esta familia tan querida del Sagrado Corazón aprendan de mis equivocaciones, reparen las brechas que deploro de mi ida y aviven su celo y su trabajo para estrechar más y más el verdadero espíritu de Jesús.

Que ese espíritu se traduzca, sobre todo, en la práctica de la humildad, de su íntima hermana, la pobreza, y por último de la obediencia, vínculo y defensa de las demás virtudes. Si éstas dominan, puedo asegurar para siempre la prosperidad y la existencia de la Sociedad...