Portada

Evangelio según San Lucas 1, 26-38

“En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de la estirpe de David, llamado José. La virgen se llamaba María.

Entró el ángel a donde ella estaba y le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. Al oír estas palabras, ella se preocupó mucho y se preguntaba qué querría decir semejante saludo.

Las lecturas del cuarto domingo de cuaresma nos recuerdan el Amor Incondicional de Dios.

El Evangelio de Juan 3, 14-22 nos dice: