Portada

Sí hay miedo.

Sí hay aislamiento.

Sí, hay compras de pánico.

Sí, hay enfermedad.

Sí, incluso hay muerte.

Pero,

Dicen que en Wuhan después de tantos años de ruido

Puedes escuchar a los pájaros de nuevo.

Dicen que después de unas pocas semanas de silencio.

El cielo ya no está lleno de humos.

Sino es azul y gris y claro.

 

Dicen que en las calles de Asís

La gente está cantando

En  las plazas vacías,

Manteniendo sus ventanas abiertas

Para que los que estén solos

Como Red Educativa del Sagrado Corazón de Jesús en México reconocemos la importancia del Paro Nacional #UnDiaSinNosotras y nos sumamos con profundo respeto. Lo vemos como una forma necesaria de visibilizar las prácticas de desigualdad y violencia de género que viven las mujeres y niñas en nuestro país, así como visibilizar las aportaciones sociales y económicas de las mujeres y sensibilizar la ausencia de las víctimas.  Este movimiento nos llama a una reflexión colectiva y a un ejercicio que ayude a la reconstrucción del tejido social.

En la frontera de Texas estamos realizando el proyecto "Testigos de la frontera". Ayer fue un día intenso: una misa en la basílica muy inspiradora y visitar el muro en la frontera. Es impresionante ver ropas y cosas tiradas, huellas de la gente que cruza y ver también cómo van poniendo cada vez más obstáculos para que no pasen. Hace poco añadieron un alambre eléctrico. Últimamente, la "border patrol" (o la migra), han colocado supuestos lugares de descanso, para que después de tanto caminar, la gente vea al cruzar la frontera un lugar para sentarse.