Portada

El relato de las bodas de Caná nos trae una noticia sorprendente: Jesús viene en plan de fiesta. El Reino de Dios es celebración, es boda, es alegría. A veces hemos hecho de la religión una serie de normas que cumplir; las tinajas de piedra con agua para la purificación representan eso, pero donde había leyes de piedra, Jesús pone vino para celebrar y alegrarnos.

El bautismo de Jesús marcó un antes y un después en su vida. De ser un carpintero conocido sólo en su pueblo, pasó a ser profeta, sanador, anunciador de la Buena Noticia. Lo que Jesús experimentó ese día, lo sostuvo para siempre, a pesar de las incomprensiones e incluso la perspectiva de la muerte. “Tú eres mi hijo”.

"Quiero agradecer a Catherine Mooney y a la Provincia de México de la Sociedad del Sagrado Corazón por hacer accesible el libro Filipina Duchesne: Una mujer con los pobres y marginados a aquellas personas cuya primera lengua es el castellano. Escrito originalmente en inglés alrededor del tiempo de la canonización de Filipina Duchesne en 1988, esta nueva versión nos ofrece una mejor comprensión de Filipina a través de la investigación original de Mooney, ahora actualizada gracias a las fuentes originales que están disponibles.