Desinvertir para un mejor futuro

El 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asis, algunas instituciones Católicas tomaron un gran paso en mira de la protección de la Creación, junto con muchas otras personas. Ese día, se realizó la Desinversión en Conjunto más grande de Combustibles Fósiles.

Una coalición de 40 instituciones anunció su desinversión. En este grupo se encuentran la Conferencia Episcopal de Bélgica, diversas instituciones de Asis, el Banco Católico, una arquidiócesis, una universidad y varias congregaciones religiosas, entre ellas la Sociedad del Sagrado Corazón. 

¿En qué consiste esta desinversión?  Organizaciones e instituciones que tienen inversiones en compañías dedicadas al negocio de los combustibles fósiles, retiran sus fondos de ellas. Con esto, se ejerce presión para responsabilizar a la industria de los combustibles fósiles en la crisis climática. Se trata también de reubicar las inversiones en la economía verde. 

Pueden encontrar más información aquí. https://catholicclimatemovement.global/es/