Carta a Magdalena Sofía del equipo apostólico de León, Guanajuato.

Proyecto socioeducativo en León, Guanajuato

Querida Sofía
Muchas gracias por tu carta. 
Como tú sabes, la realidad que nos rodea es como un mosaico de dolor y esperanza. Nos duele ver tantas familias sufriendo las consecuencias de la pandemia, desarmonía, poca convivencia, soledad, ser testigos de corazones rotos, lastimados, desesperanzados, ansiosos, deprimidos. Los saqueos, robos y violencias, en fin, la lista puede ser muy larga…

Pero también queremos decirte que nos habita la esperanza reflejada en las redes de solidaridad, en los espacios de escucha, en las experiencias profundas de acompañamiento, toma de conciencia de las realidades de vulnerabilidad, el esfuerzo por comunicarse de manera honda, las personas se interesan por otras, por su comunidad, niñas y niños participando y aprendiendo con el ejemplo de sus mamás comprometidas a vivir en comunidad. Como verás con alegría celebramos reconocemos la presencia de nuestro Dios habitando y sanando esta realidad.

Habiendo celebrado la fiesta del Espíritu, a quien estuviste siempre atenta, decimos que es:
“… Aliento de vida que canta presente, verdad transparente sencilla y abierta, a ser en el tiempo que abraza y madura el fiat paciente que escucha y espera”.  (Canto de Cecilia Rivero: "Inspíranos")

Gracias Sofía por tu presencia fiel.   Equipo proyecto apostólico de León.