3er. Día de oración y reflexión con Magdalena Sofía: Orar con cartas que recibió Sofía.

Comisiones de comunicación región Filipina

Carta a Sofía de: Nashiely Pazos Salazar. Colegio Sagrado Corazón SLP. Maestra de inglés de primaria

Sofía muchísimas gracias, es sumamente importante saber que siempre se cuentan con alguien a quien se le pueden decir los más profundos temores, sentimientos, preocupaciones, ocupaciones y también compartir éxitos que cuentan como experiencias de la vida.

Al saber que puedo compartir contigo los dolores que habitan en mí ser, me siento capaz de enlistar lo que observo a mi alrededor, de mí y de las personas con las que convivo.

Tristemente, nos ha faltado tener más fe, entrega. Hemos tenido la oportunidad de pasar más tiempo con personas queridas y elegimos la  soledad o algunas máquinas, que sustituyen un abrazo, un beso, un te quiero, unas palabras de aliento o incluso hasta los límites que nos ayuden a evitar a un camino de preocupaciones y de tristeza.

Es esperanzador, observar las actitudes de nuestros pequeños cuando nos comparten sus preocupaciones, tanto de familia como personales Y que nos toman en cuenta como alguien importante para ayudarles a entender esa emoción, no al 100%, pero que al compartirla con nosotros sienten que ya está resuelto un poco más.

En ese momento, es cuando recapacitamos que somos artesanos, que somos creadores, que somos escultores de la forma de pensar y de la forma de actuar de un ser que se está desarrollando, y entonces nos llenamos de fe al saber que una palabra, que un gesto, que la empatía que podamos sentir con ellos nunca sustituirá, pero si puede transmitir el amor, la compañía, el apoyo y la ayuda que esa pequeña persona necesita aunque sea a través de una cámara o de una pantalla.

Te agradezco Sofía por permitirme la comunicación contigo y saber que puedo abrir mi corazón para recibirte y tomar en cuenta tus palabras, consejos y observaciones como la guía que me ayudará a seguir en el camino del Sagrado Corazón.

Mrs Nash

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Carta a Sofía de: Grissell García. 

Hola Sofía! Te admiro desde hace tiempo y no pensé que fuera posible tener comunicado a través de una carta, me emociona y al mismo tiempo me paraliza.

Soy Grissell García, de SLP México, soy psicóloga  y trabajo en la sección secundaria del colegio Sagrado Corazón como Titular y Formadora en el departamento Social Cristiano.

He leído mucho acerca de tu vida y ¿sabés qué es lo que admiro más de ti? Que te dejás llevar por la voluntad del Espíritu Santo y eso te fortalece en las pruebas de la vida: enfrentás las distintas circunstancias y siempre haciendo gala de tu sabiduría  y buen sentido del humor, son para mi prueba de que el Espíritu Santo siempre te acompaña. Además, te confío que tu testimonio de vida ha fortalecido mi oración en la vida cotidiana, quiero ser dócil al Espíritu Santo porque estoy plenamente convencida del Amor de Dios padre madre.

A veces me da mucho entusiasmo y quiero salir hacer fuegos con mis alumnos, para que entre todos seamos una fogata que cruja, hipnotiza e incendia el mundo con la Buena Nueva, se me ocurren estrategias, videos, busco cantos, canciones, me desvelo pensando en algo que sea atractivo para los chicos de estos tiempos, trato de ir cambiando con ellos...

¿Sabes qué es lo que más me preocupa? Su desánimo, la falta de capacidad de asombro ante lo que les rodea, la dificultad de leer la presencia de Dios en el amor de sus padres, su casa, su alimento, sus amigos, su mascotas, las flores de su jardín, el clima, sus amigos...

Entonces cambio de plan y comienzos escucharlos para tratar de llegar a su corazón y hacerles saber lo mucho que son amados y lo dignos que son de portar al Dios que nos habita. El que se siente amado puede amar a los demás con mayor facilidad.

Cuando veo sus sonrisas a través de la pantalla o recibo un correo de agradecimiento o escucho sus participaciones profundas, sé que el Espíritu Santo está cerca y nos está enamorando y preparando para incendiar el mundo.

Te mando un fuerte abrazo con mucho cariño, admiración, respeto y mi promesa: cuentas conmigo.

Ah por cierto! Me pidieron que autorizara si quisieras publicar o hacer uso de mi carta, lo tienes, siempre lo has tenido y siempre lo tendrás.

"Guarda la Paz como el tesoro más precioso"

 Magdalena S. Barat