Visita del Papa Francisco al pueblo de Irak

Tomado de Vatican News en Youtube

Pequeños extractos de las palabras del Papá Francisco en su visita al pueblo de Irak.

El Papa recuerda a las víctimas del ataque terrorista: "Que el recuerdo de su sacrificio nos inspire para renovar nuestra confianza en la fuerza de la Cruz y de su mensaje salvífico de perdón, reconciliación y resurrección", dijo Francisco, subrayando que, en efecto, "el cristiano está llamado a testimoniar el amor de Cristo en todas partes y en cualquier momento".

“Sabemos qué fácil es contagiarnos del virus del desaliento que a menudo parece difundirse a nuestro alrededor. Sin embargo, el Señor nos ha dado una vacuna eficaz contra este terrible virus, que es la esperanza que nace de la oración perseverante y de la fidelidad cotidiana a nuestro apostolado. Con esta vacuna podemos seguir adelante con energía siempre nueva, para compartir la alegría del Evangelio”.

Las diferentes Iglesias presentes en Iraq, cada una con su ancestral patrimonio histórico, litúrgico y espiritual, son como muchos hilos particulares de colores que, trenzados juntos, componen una alfombra única y bellísima, que no sólo atestigua nuestra fraternidad, sino que remite también a su fuente. Porque Dios mismo es el artista que ha ideado esta alfombra, que la teje con paciencia y la remienda con cuidado, queriendo que estemos entre nosotros siempre bien unidos, como sus hijos e hijas”.

Todos necesitamos la fuerza y la sabiduría de Dios, revelada  por Jesús en la cruz, en el calvario El ofreció al Padre las heridas por las cuales nosotros hemos sido curados. Aquí en Irak cuantos de vuestros hermanos y hermanas, amigos y conciudadanos llevan las heridas de la hierra y de la violencia, heridas visibles e invisibles. La tentación es responder a estos y otros hechos dolorosos por una fuerza y sabiduría humana, en cambio Jesús nos muestra el camino de Dios el que él recorrió y en el que nos llama a seguirlo”.

“Jesús, tiene el poder de vencer nuestros males, de curar nuestras enfermedades, de restaurar el templo de nuestro corazón”.

5,6 y 7 de marzo del 2021.