Celebrando el regalo de la vida que compartimos con Carmen Leal rscj

Escriben: María Luisa Pérez Maldonado rscj y Ana María Torre rscj.

Algunas de nosotras la conocimos cuando ella y Tere de la Peza rscj volvieron de la Probación y del Juvenato Superior en Chamartín. Las que entonces éramos novicias estuvimos admiradas de su entusiasmo, nos comunicaron su amor a la Sociedad y a nuestra misión educadora.

Un tiempo después fue nuestra Maestra de Estudios: su enseñanza era profunda y muy agradable, sabía exigir pero también nos animaba y nos guiaba. Durante esos años la veíamos muy entregada, participativa en comunidad, cantaba muy bien.

En San Luis Potosí comenzó CECAFF, ella fundó esta organización para la formación integral de las señoras o mujeres, en especial para formar en la fe, organizaba muy bien a los grupos y preparó a algunas para ser formadoras de otras mujeres; tanto creció que pudo fundar en otras ciudades como: Guadalajara, León, Aguascalientes, Torreón y Tampico.

Durante sus últimos días entre nosotras estuvo muy acompañada con nuestra oración y apoyo fraterno. Nos dio testimonio de fe y abandono al querer de Dios.

Fue siempre gran amiga de Susana Rodríguez a quien veía como hermana. Ella la acompañó largos ratos en su etapa final, animándola y confortándola, estuvo presente en las misas de funeral y colocación de las cenizas.

Creemos que el Señor la recibió con los brazos abiertos y ahora ella goza de su presencia. Damos gracias a María del Carmen por su testimonio de amor a Mater, a la Sociedad del Sagrado corazón, a nuestra Misión Educadora.