Embarcada en mi Rebeca

Carmen Segura, rscj

Esta mañana tempranito abro mi Facebook y encuentro que ha entrado una candidata en Hungría ya tengo una intención que me llenara toda la oración del día. Así a través del Facebook llego a muchos países de la Sociedad: a Chile, EEUU, Filipinas, etc. Me siento un solo cuerpo con ellas, se me refuerza mi vocación rscj y sigo sintiéndome misionera al menos rezando por ellas y acompañándolas. Mi ordenador y mi wasap son ahora mi Rebeca que me hacen recorrer el mundo.
Cuando el traumatólogo me prohibió ir a Valencia a trabajar con los emigrantes el mundo se me cayo encima, hasta que una hermana me hizo descubrir que mi afición al ordenador podía ser mi nuevo Rebeca. Los jóvenes ( hoy ya hombres y mujeres) que tuve en los grupos juveniles de Copiapó (Chile) ahora los tengo en el wasap y en el ordenador, a las señoras de mis comunidades de base, los grupos de los bailes religiosos, los sigo acompañando desde aquí también. Siento que mi misión en Chile continúa que desde mi pequeño Rebeca; los voy acompañando cada día.
También mando correos electrónicos a amigos y a hermanas, el próximo las celebraciones del Papa Francisco en cuaresma y el anuncio de las conferencias en la Universidad Católica de la Pedagogía de Escuelas Ocurrentes. También llego así a los profesores del colegio y los sigo acompañando: por Facebook, por wasap y por correos electrónicos.
Desde mi pequeño Rebeca por Facebook llego sobre todo a las mujeres más pobres del colegio, las trabajadoras de limpiezas y de Godella sobre todo a las mujeres,a la alcaldesa del pueblo, a una concejala de Burjassot y a su alcalde, muchísimas exalumnas mías las acompaño desde este medio.
Los curas y religiosos a través de lo que pongo (de Aleteia, de Romereports, de religión digital, de Nazaret.tv etc) ellos lo comparten, lo mismo mis amigos de la Hoac. Por parentesco he tenido la ocasión de comunicarme por wasap con el presidente del tribunal constitucional de España, a través de aquí le ha llegado mi oración, mi cariño y mi compañía y él siempre me lo ha agradecido.

Pero mi pequeño Rebeca también ha sido una riqueza enorme para mi. Por la mañana tempranito después de rezar abro los diferentes portales religiosos y voy mandando a mi Facebook los artículos interesantes, también a lo largo del día mando desde el wasap las fotos interesantes. He encontrado un portal que se llama “Yo tejo…nosotros tejemos” un grupo de mujeres de todo el mundo que tejen vendas para los leprosos y me he unido al grupo, esto me permite llenar tiempos perdidos en los que veo la tele, oigo música etc. Con mis puntadas de amor hacia todos ellos, ya voy a mandar dos vendas para la India.
Al no poder ir a las residencias donde se hacen los Ejercicios Espirituales se me hacen un problema para mi. Pero mi pequeño Rebeca esta vez me ha llevado a Argentina en el portal “www.apuntesespirituales.com.ar” ya estoy en la cuarta semana de ejercicios en la vida corriente ( ellos tienen 14 semanas en esta modalidad) disfruto de sus videos, de sus canciones y de sus temas que me ayudan muchísimo a rezar, nunca me habían explicado tan bien el cómo rezar y el discernimiento. También me han dado a elegir desde una lista a mi acompañante, el mío un laico muy comprometido argentino.
Desde mi Rebeca voy a las periferias con el Papa Francisco y sus celebraciones, no solo por los portales que uso sobre todo con Nazaret.tv donde veo en directo sus celebraciones y viajes.
Además de sacar para mi comunidad todo lo de la provincia, también les saco artículos interesantes y les enseño a buscar en el ordenador sobre todo los portales de la Sociedad que tanto les gustan. Así desde mi pequeño Rebeca sirvo a mi comunidad de modo que nunca había pensado y les pongo en la televisión a través de mi ordenador para que todas los vean cosas interesantes que me ayuda a elegir mi superiora.
Así desde este Rebeca me siento más Cor Unum con mis hermanas de todo el mundo, más distante mi misión que me hace llegar a las periferias, me adentro en la oración y en la vida de la Iglesia sobre todo con el Papa Francisco y me hago más hermana sirviendo a mi comunidad.
Le doy mil gracias a Dios y a la Sociedad de poder descubrir mi pequeño Rebeca que llena mi vida.